Una autoridad rebasada


Sin un pelo de…

Por Sergio Villa Pérez

Nunca, en los años que tengo de ser reportero de la sección de seguridad había visto a una autoridad tan alejada de su capacidad para hacer valer el estado de derecho que le da legitimidad a la acción de gobierno y que permite que una sociedad alcance mejores niveles de bienestar.

Las crisis a las que se han enfrentado los gobiernos municipales y estatales de Jalisco han sido muy fuertes, de diversos orígenes y sobre todo con actores que incluso en algunos momentos ni siquiera estaban identificados, mucho menos tenía la autoridad la certeza de aplicar los mejores métodos para el control de la emergencia.

Por citar algunos episodios que cimbraron a Jalisco y que obligaron a las autoridades a ejercer su máximo esfuerzo y desarrollar la mayor capacidad de maniobra para seguir adelante.

La muerte del cardenal mexicano Juan Jesús Posadas Ocampo, el 24 de mayo de 1993 que se registró en el aeropuerto de Guadalajara producto del enfrentamiento de dos bandas de delincuentes dedicadas al narcotráfico, la de Los hermanos Arellano Félix y la del Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”.

Encabezados por el abogado Leobardo Larios Guzmán, la Procuraduría General de Justicia del Estado inició las investigaciones y en breve se tuvo la información de armas participantes, identificación de los agresores, lo que dio pie a que el procurador federal Jorge Carpizo diseñara su famoso “Nintendo” con la información de los investigadores y peritos locales.

Las explosiones del 22 de abril en el sector reforma de Guadalajara, pidió la mayor exigencia de los investigadores que desde el inicio responsabilizó a Petróleos Mexicanos que ya era el botín de los funcionarios federales y a pesar de que se demostró su responsabilidad, fue la Procuraduría General de la República la que perdonó a los implicados con una polémica conclusión inacusatoria.

Y muchos episodios que han impactado fuertemente a la sociedad de Jalisco, pero que sus instituciones han sabido enfrentar el reto y salir adelante con resultados que le han dado la paz social a esta comunidad tan agraviada.

Pero hoy cuando escuchamos a un gobernador que asegura que la situación se pondrá más difícil, que aparece para proteger a un fiscal que no tiene la capacidad, que no tiene el conocimiento para responder a la emergencia, con un equipo que no le encuentra el hilo de la investigación y generan que la impunidad de un grupo se imponga sobre la ley y siembre el terreo en esta sociedad ya muy agraviada.

Ahora sí creo que Jalisco está en el peor momento; pero este momento no es para aceptar a funcionarios que reciben miles de pesos de pago por sus servicios y sigan en su puesto; por dignidad y por respeto a la sociedad que es la que paga sus cuentas, mejor que se vayan a su casa y dejen a profesionales para enfrentar a quienes prefieren la ilegalidad que la vida en paz.

PD: Sólo un inepto jefe de comunicación le recomendaría al gobernador a salir a decir que se localizó el cadáver de uno de los estudiantes y dejar en el aire la hipótesis de que se suicidó. Eso era para el jefe de la policía. Pero allá quien lo deja operar.

13 vistas
Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados