736 nómadas invaden la plaza roja de Moscú

Por Víctor López Velázquez

El sueño del gran Carlos Marx se realiza, el ver al mundo unido con una sola ideología que es el deporte, donde las estructuras sociales se mesclan y rompen las diferencia de razas,

Durante cuatro años los nómadas del futbol se reúnen con sus clanes para levantar su estandarte y venerar sus espíritus ante su tótem, e invocar a sus antepasados para tomar la fuerza y el valor de ellos.

Si hablamos de los 32 países, que se clasificaron a la gran fiesta llamada el mundial de futbol, donde la mercadotecnia siendo el fuerte del consumismo, dónde hoy el anfitrión es la antigua Rusia Socialista, y nos deja ver su hermoso diseño arquitectónico de casas donde todo parece sacado de un cuento de hadas donde su base es la cultura su disciplina y un solo objetivo el crecimiento de su nación.

¿Cuánto nos falta por aprender? Y es donde me pregunto por qué tenemos que ser tan malinchistas con nuestra nación por qué tenemos que destruir nuestro pasado, ¿cuánta cultura nos falta?

Porque cada vez que en estos casos de eventos somos capases de dar todo, empeñar todo hasta los patrimonios familiares por ir a poyar a nuestra selección mexicana, un producto de la mercadotecnia, en cada ocasión que juega nos la vuelve a vender como ahora sí, ha hora sí que.

¿Cuántos millones de dólares le va a dejar a este país, cuanto gasto cada mexicano que asistió a este mundial y nos quejamos de nuestra economía, total ya mañana pediré prestado, para que coman mis hijos, chingue a su madre ya veré mañana como le hago, o ya ni pedo ya veré que empeño, las frases más celebres de un mexicano.

Pero en fin ya inicio el mundial de futbol, donde se supone que los mayores talentos del futbol de cada país, se reúnen en su selección, para defender el honor deportivo, que va de por medio.

Un deporte que paraliza ciudades y países completos, que el monto de cada selección es de millones de dólares, más el sueldo de cada jugador, estrella en sus respectivos equipos, más los millones que generan en publicidad, el costo de trasmisión por televisión, hoy ya se deriva en dos sistema abierto o televisión de paga (cable) la trasmisión por radio que tienen diferentes costo, como la venta de camisetas, la marca de zapatos y otros artículos comerciales, si ya hablamos de la derrama económica que le dejara al país anfitrión cuantos millones le deja a la FIFA, y a sus federaciones, si en realidad se declarara los millones de dólares, que deja un mundial, si todo eso se invirtiera en los países que requieren en verdad inversión en tecnologia, agua potable, escuelas, vías de comunicación terrestre, tecnología para erradicar la contaminación ambiental.

Otro mundo tendríamos como otra mentalidad tendría el hombre.

Y no menciono al niño, porque el problema el adulto lo ha creado y el adulto es el que tiene la solución.

Este es mi comentario del mundial.

6 vistas
Anuncios
Ponte en contacto

¡Gracias por tu mensaje!