Re-evolución


DELITOS ELECTORALES

FRANCISCO JIMÉNEZ REYNOSO

No nay fecha que no se llegue, ni plazo que no se cumpla: reza un dicho popular…

Ya está aquí el día de la jornada electoral, en la que se va a renovar autoridades a nivel federal, estatal y municipal. Son de las llamadas elecciones concurrentes, en las que que se elige incluso a Presidente de la República y en el caso de Jalisco Gobernador. En virtud de lo anterior, se espera una alta votación, las expectativas son de un 70 por ciento de participación del padrón electoral vigente.

El primero de julio del presente año, se llevarán a cabo las elecciones más complicadas en la historia de nuestro país. Además de que elegiremos Presidente y Gobernador, se hará la elección de 500 diputados federales y 128 senadores. En total son 3,406 cargos públicos los que estarán en juego.

Lamentablemente este proceso electoral se ha caracterizado por los asesinatos en contra de aspirantes a puestos de elección popular. Además de funcionarios públicos en el poder. Lo anterior es sumamente peligroso, ya que estamos en los albores de una narco-cracia, en la que la delincuencia organizada da su visto bueno a los candidatos, o los elimina…

Se pretende instalar 155,484 casillas y participarán cerca de un millón de ciudadanos como funcionarios de casilla. Ciudadanos empadronados que tendrán el derecho y obligación de ejercer su voto son 87 millones de mexicanos.

El estado de derecho se ha venido debilitando en nuestro país. Hoy más que nunca es preciso mencionar que el voto es libre y secreto. Y debe estar alejado de conductas que obstruyan esta libertad, ya que en algunos casos se consiederan conductas delictivas que encuadran en los tipos penales de la Ley General de Delitos Electorales.

En virtud de lo anterior, es importante recordar que tanto: servidores públicos, partidos políticos, candidatos, medios de comunicación, ministros de culto y la ciudadanía en general, somos copartícipes en la labor de evitar que se altere la determinación de la votación en un sentido u otro.

Hay conductas que podrían parecer inofensivas, pero son un delito: las que están encaminadas a condicionar o a inducir los votos por encima de lo permitido por la ley. En estos supuestos en donde debe intervenir la FEPADE, la cual tiene entre sus atribuciones y obligaciones, el prevenir, investigar y perseguir a quienes cometan delitos en materia electoral.

A continuación señalaremos algunas conductas de las más comunes que constituyen la comisión de delitos en nuestro país, según la Ley General de Delitos Electorales en México: 1. Utilizar bienes o servicios públicos en una campaña. 2. Condicionar el acceso a servicios públicos y programas sociales. 3. Comprar o coaccionar el voto de servidores públicos. 4. Intimidar durante la jornada electoral o impedir el acceso a las casillas. 5. Rebazar los montos legales o utilizar dinero ilícito en las campañas. 6. Destruir o dañar material electoral. 7. Incumplir obligaciones de rendición de cuentas. 8. Publicar encuestas fuera de los tiempos autorizados. 9. Inducir el voto siendo ministro de culto. 10. Alterar los datos de la credencial para votar.

Es importante destacar el contenido de los artículos 4, 7, 8 y 9 de la Ley antes invocada, donde podemos encontrar el tipo penal de conductas que atentan contra la vida democrática de México.

jimenezabogado@gmail.com

4 vistas
Anuncios
Ponte en contacto

¡Gracias por tu mensaje!