Escaño abierto

28-Aug-2018

 

Agendas legislativas, oposición y reto democrático

 

Arturo Zamora Jiménez

 

El respeto a la voz de la oposición revela la madurez de un régimen democrático y sus debates en el Congreso definen cuando el sistema político es de deliberación o de imposición. El reto de las oposiciones en la próxima legislatura es, justamente, evitar la unanimidad impuesta, lo que supondría el fin del equilibrio de poderes y el autoritarismo.

 

Las agendas legislativas presentadas en estos días por los diversos grupos parlamentarios son reflejo de sus prioridades, posicionamiento político y visión del país. En el debate parlamentario del Congreso de la Unión, se pondrá a prueba la convicción democrática y pluralista del bloque hegemónico, así como la capacidad de la oposición para establecer límites y contrapesos institucionales al próximo gobierno.

 

El grupo mayoritario en ambas Cámaras planteó cinco propuestas: la despenalización de la mariguana, la cancelación de la reforma educativa, la llamada “austeridad republicana”, las medidas para reducir los salarios de buena parte de los servidores públicos y la creación de la Secretaría de Seguridad Pública.

 

Preocupa que dos de sus propuestas sean regresivas, como en el caso de la reforma educativa, o que signifiquen una afectación a grupos de la sociedad que están muy lejos de vivir en una situación de privilegio económico, especialmente la clase media.

 

Los coordinadores parlamentarios del PRI, Miguel Ángel Osorio y René Juárez, enviaron un mensaje a la ciudadanía y al próximo gobierno: su partido será una oposición firme, crítica, vigilante y constructiva y plantearon una agenda con un alto contenido social, enfocada en los temas de mayor interés de la ciudadanía y los grupos vulnerables.

 

Los legisladores priistas adoptaron una agenda centrada en la justicia social, la seguridad de los mexicanos, la estabilidad económica (que corre un alto riesgo frente a algunas propuestas del presidente electo y su gabinete), la defensa del pacto federal, de la soberanía de los estados y la libertad de los municipios ante la amenaza de injerencias centralistas, la preservación de la división de poderes y de los órganos autónomos del Estado, así como la conclusión del marco jurídico e institucional del Sistema Nacional Anticorrupción para su plena operación.

 

El PAN aprobó, con serias dificultades, una agenda de cinco asuntos: el combate a la corrupción, iniciativas en materia de seguridad como el mando mixto, la Secretaria de Seguridad Pública y la extinción de dominio, la reducción del IVA en la frontera, el fortalecimiento del federalismo y las facultades del Senado en materia internacional.

 

El PRD, por su parte, centró sus propuestas en reducir la brecha de desigualdad, los gobiernos de coalición y la revocación de mandato, el federalismo fiscal, el salario mínimo y la expedición de un código penal único.

 

MC es quien más coincidencias guarda con la agenda de Morena, plantea el combate a la corrupción y la impunidad, evitar el derroche y acabar con los privilegios, incluyendo la eliminación del fuero, la sustitución del salario mínimo por el salario digno y “enderezar” la reforma educativa.

 

Como puede observarse, son pocas las coincidencias entre las oposiciones y el grupo mayoritario en el Congreso, por lo cual la oposición requerirá de una estrategia inteligente para posicionar, desde un espacio acotado, los intereses del amplio número de mexicanos que no optaron por quien hoy tiene la mayoría en el Congreso. La oposición deberá evitar que el Congreso deje de ser un cuerpo deliberativo y plural y que se convierta en una asamblea monolítica y unánime, lo que significaría un grave retroceso en nuestra frágil democracia.

 

Secretario General CNOP

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Me gusta
Please reload

Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados