World News


Abraham Díaz

Con 57 mil carpetas de investigación a manos de más de 430 investigadores especiales, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump prepara el golpe más fuerte a los demócratas y a todo el sistema corrupto de ese país y augura una victoria aplastante para el partido republicano sin precedentes en esa nación.

Tras los sucesos con la caravana de inmigrantes, de la cual ya son tres; tras el ataque en la sinagoga de Pittsburgh de la cual se acusó a Trump por su continuo discurso racista; y después de la presión y amenazas de marchas en caso de cumplir sus amenazas de detección a miles de políticos demócratas, banqueros, religiosos, personajes de la farándula entre otros; el panorama se antoja cerrado.

Rusia, complica las cosas ante la amenaza de que se retirará Estados Unidos de un convenio de armas atómicas y amenaza con activar las bases militares de Rusia en Cuba además de que los trabajos de China y otras naciones por deshacerse del dólar le están dando un descalabro a la economía americana.

México, víctima de una migración masiva hacia el vecino del norte; parece estar siendo acorralado por las hordas Venezolanas y de George Soros para cerrar lña frontera sur y romper su tradición de respeto a los derechos humanos o permitir que la migración sea el pan cotidiano.

Ante la última opción, este país se convierte ya no en zona de tránsito sino destino final. Grupos de Africanos y Haitianos llega a Tijuana y el norte del país, además de la cantidad enorme de palestinos ya existentes desde tiempo. En el centro, venezolanos y colombianos y en el sur salvadoreños y guatemaltecos.

Parece que Donald (y no es pato) está devolviendo el balón pero los demócratas en su país, quieren complicarle las elecciones lanzando oleadas de extranjeros con el fin de evitar que ese presidente los encarcele como pretende hacer. Eso lo haría más detestable en el extranjero y lograría que las naciones le den la espalda a los americanos y se plieguen a favor de Rusia y China, ante la amenaza desviar a los americanos al exagerado conservadurismo protestante.

A eso hay que sumarle la creciente tensión en medio oriente en Siria, Irán y Gaza, lugares en donde cualquier mecha puede encender la flama de un conflicto a gran escala en el que Arabia Saudita, Israel, Turquía, Irán, China y Rusia entre otros, ya compran boletos metiendo nuevo armamento y empujando resoluciones contrarias a Washington.

Habrá que ver qué pasa en los siguientes 6 días.

1 vista
Anuncios
Ponte en contacto

¡Gracias por tu mensaje!