Rusia lista con exoesqueleto militar

22-Jan-2019

 

Moscú, Rusia a 21 de enero de 2019.- Las pruebas de certificación gubernamental del primer exoesqueleto pasivo de Rusia EO-1 se completarán a finales de 2019, según comentó un investigador principal del Instituto Central de Investigación y Pruebas Karbyshev de las Fuerzas de Ingeniería de Rusia, el mayor Artyom Chistobayev, a una agencia de noticias.

 

"La muestra pre-serial del exoesqueleto se encuentra en la etapa de prueba. La fase preliminar se completará probablemente en el verano de 2019 y las pruebas de certificación del gobierno se completarán a fines de año", dijo Chistobayev. El proceso de introducción comenzó hace tres años.

 

"La primera muestra de prueba se presentó en el Instituto Karbyshev en 2015," Chistobayev.

 

El exoesqueleto EO-1 se probó en Siria cuando especialistas rusos realizaron operaciones de remoción de minas en Palmyra.

 

"En marzo-abril de 2017, el exoesqueleto se usó en condiciones de combate para despejar el terreno y los sitios históricos de minas de Palmyra", dijo Chistobayev.

 

En las fuerzas de ingeniería de Rusia, los operadores del Robot de limpieza de minas Uran-6 utilizan el exoesqueleto. El panel de comando y comunicación del robot pesa unos 20 kilogramos.

 

Los ingenieros militares planean ajustar el exoesqueleto al pesado equipo blindado de los batallones de ingeniería y asalto, que tiene una masa de 25-30 kilogramos.

 

El exoesqueleto pasivo EO-1 está destinado a aliviar la carga en el cuerpo de un soldado que transporta cargas de hasta 50 kilogramos durante largas marchas y en operaciones de asalto.

 

Proporciona protección para las articulaciones y la columna vertebral y es ajustable a la altura y la estructura de cada soldado individual. El exoesqueleto pasivo es simple y confiable y no requiere baterías, servoaccionamientos, sistemas de control o sensores.

 

El EO-1 está bien ajustado al sistema musculoesquelético del cuerpo humano. En condición estática, facilita la carga en las piernas y la espalda hasta un punto donde el peso de su propio cuerpo deja de sentirse y hace que el panel de control de 20 kilogramos del robot Uran-6 sea extremadamente fácil de operar.

 

El usuario es capaz de ponerse de rodillas, sentarse, acostarse, levantarse y caminar a un ritmo acelerado.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Me gusta
Please reload

Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados