Anuncios
Ponte en contacto

Celebran la misa del Patrocinio, previo a la Romería


Guadalajara, Jalisco a 11 de octubre de 2019.- Los Obispos Auxiliares de Guadalajara, de los canónigos de la Catedral, sacerdotes de la diócesis, el Seminario de Guadalajara, religiosas y cientos de fieles que se dieron cita para despedir a la imagen de la Virgen de Zapopan, pero sobre todo para agradecer su patrocinio durante 30 años sobre la Arquidiócesis de Guadalajara.

Esta tarde, en punto de las 6, se llevó a cabo la Misa de Renovación del Patrocinio de la Virgen de Zapopan, como ya es tradicional, en la explanada del Instituto Cultural Cabañas.

Durante la liturgia se leyó el Evangelio del pasaje de la visita de la Virgen María a su prima Isabel, que incluye el tradicional cántico del Magnificat mediante el cual respondió María el saludo de su prima.

En la homilía Mons. Martín Rábago hizo alusión a los textos bíblicos y señaló que nos invitan al gozo y a la alegría, pues denotan la alegría que Cristo trajo al mundo con su venida.

Añadió que el Papa Francisco, mediante sus proclamaciones y documentos está haciendo constantemente referencia a vivir gozosamente la dicha de haber sido llamados a la vocación cristiana por Jesús. Dijo que ante esta referencia constante del Papa a la alegría, a nosotros los mexicanos no nos cuesta mucho trabajo aceptar la invitación, pues somos culturalmente un pueblo que goza de la fiesta.

Posteriormente Mons. J. Gpe. Martín Rábago aludió al 30 Aniversario del Patronato de la Virgen de Zapopan que fuera proclamado por el Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, Arzobispo de Guadalajara y hoy de feliz memoria.

“Explicó que patrocinio es la acción de proteger, favorecer, ayudar, amparar…nosotros llevamos bien guardados en nuestra conciencia los motivos históricos por los que ella ocupa un lugar privilegiado en nuestro afecto filial”.

“Por su patrocinio maternal hemos sido favorecidos desde que traída del cuello por los frailes evangelizadores hizo presente a Jesús en estas tierras. Trajo la pacificación en tiempos bélicos, ha sido amparo en las múltiples situaciones dramáticas en la historia nacional y regional”, aseguró.

Explicó que el culto que profesamos los fieles católicos a María no opaca “la primacía única e inigualable que corresponde a Cristo. Dios nos ha hecho vivir con Cristo, nos ha resucitado con Cristo Jesús y nos ha sentado en el Cielo con Él. Es por Cristo por quien hemos sido salvados por su gracia y mediante la fe”.

“Fenómenos como la pobreza, el individualismo, el ritmo de la vida actual, así como la corrupción de la libertad y la dificultad para adquirir compromisos sólidos, además de una implacable lucha jurídica y social por implantar la ideología de género. Todo esto ha hecho que la familia se encuentre gravemente dañada”.

Dijo que esto nos exige a todos comprometernos en la construcción de familias según el proyecto de Dios manifestado cuando creó al ser humano: “Recordemos las palabras de la Biblia: hombre y mujer los creó, complementarios entre sí y destinados a vivir una gozosa fecundidad. Esta es la verdad, esta es la realidad fundante de la familia y no disposiciones humanas cambiantes”.

“La Iglesia ha manifestado su disponibilidad a comprometerse en la atención de las necesidades espirituales y materiales de las familias.

Añadió que es mucho lo que necesitamos poner bajo la protección de María: “De ella esperamos que favorezca, ampare, ayude y proteja al bien más precioso que hemos recibido de Dios, la vida y la familia que la engendra, la educa y la tutela”.

“Sabemos que Dios no gobierna al mundo a golpe de milagros. Dios nos ha dotado a todos nosotros con capacidades que debemos emplear responsablemente según nuestra vocación. Dios nos quiere co-creadores, colaboradores suyos, prolongando sus manos creativas en las pequeñas manos de nosotros.

“Que Cristo nos ayude en el caminar de nuestra ciudad y de toda nuestra querida patria para que vivamos en fraternidad, en orden y justicia como un anticipo de la vida eterna, que esperamos alcanzar por la misericordia de Dios”.

Al término de la homilía se imploró la protección de María con una oración.

La Misa finalizó alrededor de las 7.30 de la tarde con el rezo de la oración de renovación del patrocinio de Nuestra Señora de Zapopan.

3 vistas

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados