Recorte de 1,071.5 mdp al INE lo pone en el límite


  • Al menos tres áreas sufrirán afectaciones presupuestales: infraestructura informática para monitoreo; infraestructura física en Módulos de Atención Ciudadana, y el retraso de algunas actividades del Proceso Electoral Federal 2020-2021

Ciudad de México a 25 de noviembre de 2019.- Ante la reducción al presupuesto 2020 solicitado por el Instituto Nacional Electoral (INE), consejeras y consejeros electorales dio a conocer que el INE presentó una solicitud de presupuesto para el año 2020 que ascendía a 12 mil 493 millones de pesos. Se trató de un monto calculado sin excesos, para poder cumplir cabalmente todas las funciones, atribuciones y servicios bajo nuestra responsabilidad. No obstante, la actual legislatura decidió imponerle al INE una grave reducción al monto solicitado. El recorte de mil 71.5 millones de pesos aplicado el viernes pasado es el más alto en la historia de la autoridad electoral.

En un contexto en el que se han presentado un conjunto de iniciativas que, de proceder, pondrían en riesgo su autonomía, el INE es afectado con recortes cada vez mayores que colocan en una potencial zona de riesgo sus funciones y ponen al límite su capacidad operativa. Y ello ocurre ahora, precisamente, en el año en el que tendremos que iniciar la preparación de la que será la elección más grande de la historia, tanto por el número de electores –que se estiman en alrededor de 96 millones–, como por el número de cargos de elección popular federales y locales que estarán en disputa: 3 mil 495, que significan 260 más que en 2018.

Este recorte nos coloca en un límite crítico en materia presupuestal. Nos obliga a revisar múltiples proyectos, a posponer varias inversiones de las que depende un buen servicio a la ciudadanía y la calidad de la organización y el arbitraje electoral, e incluso nos obliga a revisar algunos de los convenios de colaboración que hemos suscrito, y que hoy suponen que le demos servicios gratuitos a varias dependencias del gobierno federal, para enfrentar el déficit presupuestal con el que arrancaremos el próximo año.

En materia salarial el INE siempre se ha sujetado a la Constitución y a los límites de remuneración. Cabe subrayar que desde este año, 2019, la Junta General Ejecutiva atendió la disminución de salarios que determinó la Cámara de Diputados para este ejercicio fiscal. Distintos trabajadores del Instituto decidieron acudir a instancias judiciales para que se revise la constitucionalidad de esa decisión. El INE ha acatado de manera puntual las resoluciones de los jueces en esta materia.

El próximo 11 de diciembre el Consejo General adecuará de manera definitiva el presupuesto de la institución para el 2020 para ajustarse así a lo autorizado por la Cámara de Diputados. Hasta entonces continuaremos analizando las medidas y la afectación a las partidas presupuestales que menos daño le provoquen a la operación de la institución, privilegiando siempre salvaguardar y afectar en la menor medida posible los servicios que le brindamos a las y los ciudadanos, en primer lugar, la expedición de la Credencial para Votar con Fotografía, y la calidad de las elecciones de 2020 y del proceso electoral 2020-2021.

Sin embargo, podemos anticipar que al menos tres áreas importantes sufrirán afectaciones presupuestales:

  1. La reducción hará imposible la inversión necesaria para renovar la infraestructura informática que permite realizar el monitoreo permanente de 2 mil 200 canales de radio y televisión, a pesar de que esos aparatos ya llegaron al final de su vida útil y en cualquier momento pueden, por su uso y obsolescencia, presentar fallas en ese servicio.

  1. Se tendrá que suspender la inversión programada en la infraestructura física en los módulos de atención ciudadana, que tenía el propósito de brindar una atención más eficiente y adecuada a las y los ciudadanos que acuden a tramitar su credencial para votar y hacer modificaciones a su situación registral.

  1. Tendremos que revisar los calendarios con los que pensábamos operar el inicio del proceso electoral federal 2020-2021, para posponer hasta el límite aquellas decisiones y procesos que mandata la ley, como la instalación de los órganos colegiados del INE, responsables de la operación desconcentrada de la elección, para tratar de generar el mayor ahorro posible para atender el déficit que genera el recorte aplicado por las y los diputados al Instituto.

Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados