Guerra económica y también bacteriológica

24-Mar-2020

 

RE-EVOLUCIÓN

 

- FRANCISCO JIMÉNEZ REYNOSO

 

Ya desde hace al menos un par de décadas había leído que las próximas guerras serían sin armas, serían bacteriológicas y no lo podemos descartar. Esta enfermedad pudo haber sido creada y dirigida. De ser así ataca a los más vulnerables en el mundo.

 

También nos hemos enterado de las cúpulas que intentan crear un “nuevo orden mundial”, entre ese orden se encuentra el económico, que tal como lo estamos viendo ya esta generando estragos al respecto.

 

En mi opinión, una de las vacunas más poderosas contra el coronavirus es una 

 

Con preocupación aprecié recientemente cómo los supermercados eran vaciados por ciudadanos preocupados por el futuro en relación con la pandemia que estamos viviendo a nivel mundial. Algo que nuestros ojos no habían visto ni experimentado.

En estos tiempos es cuando brota lo peor y también lo mejor de las personas…

 

Esta pandemia evidencia el fracaso económico en el que hemos vivido los últimos siglos. El capitalismo salvaje ha dominado en el orbe y es clara la brecha entre pocos que tienen en abundancia y muchos (la gran mayoría) que viven en la pobreza, y la pobreza extrema (aquellos que no tienen prácticamente para comer. Incluso la misma clase media se ha ido desmoronando, y las morusas se integran a las filas de los pobres.

 

Una de mis preguntas es: ¿quienes son aquellas personas que se volcaron a los supermercados a vaciar algunos estantes de determinados productos? (hasta el momento comprados). Acaso fue la mayoría de los ciudadanos o ¿solo un grupo en posibilidades de hacerlo? Qué pasara cuando el hambre alcance a quienes no tienen ahorros, quienes viven al día, y por razones obvias ni están ni pueden resolver su situación económica ante la adversidad en que vivimos.

 

Mas del 50 por ciento de los habitantes en México pertenecen a la clase conocida como actividades de comercio informal, son quienes viven al día.

 

Ensayo sobre la ceguera es una obra literaria basada en la ficción de José Saramago que nos alerta sobre la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron. “Dentro de nosotros hay algo que no tiene nombre, esa cosa es lo que somos”. Este ensayo trata sobre un hombre que estando parado en un semáforo en rojo se queda súbitamente ciego. Es el primer caso de una ceguera blanca que se expande de manera fulminante. Internados en cuarentena o perdidos en la ciudad, los ciegos tendrán que enfrentarse con lo que existe de lo mas primitivo en la naturaleza humana: la voluntad de sobrevivir a cualquier precio lo llevará a hacer cualquier cosa perdiendo las formas. Se nos alerta sobre la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron. Esta historia resulta ser aterradora y a la vez conmovedora. En esta obra el autor nos invita a cerrar los ojos y ver, para recobrar la lucidez y algunas virtudes que como personas hemos perdido como: la ética, el amor y la solidaridad entre la humanidad.

 

Tan solo en unos días transcurridos de esta pandemia, comienza a aflorar el egoísmo colectivo, que en mi opinión, solo podrá ser contrarrestado por acciones aisladas de personas que con hechos concretos ayuden a los más desprotegidos en este mundo. Harán falta liderazgos auténticos, más allá de políticos oportunistas que sin escrúpulo alguno intentarán seguir llevando agua a su molino.

 

En Jalisco, los programas de apoyo tendrán que ser: veraces, objetivos y realizables. De lo contrario las personas dejaran sus casas por el hambre. Recordemos esa pieza musical: “Tened presente el hambre,” que interpreta Juan Manuel Serrat, en la que a continuación recobro algunas frases de la misma: “Con hambre: Reaparece la fiera, recobra sus instintos… arroja los estudios y la sabiduría y se quita la máscara: la piel de la cultura. Regresa la pezuña, retrocede al dominio del colmillo y avanza sobre los comedores, se ejercita la bestia y empuña la cuchara dispuesto a que ninguno se le acerque a la mesa. Entonces solo veo una piara de tigres. Ayúdenme a ser hombre, no me dejen ser fiera, hambrienta encarnizada sitiada eternamente. El hambre…”

 

Muchas son las aristas de esta pandemia en México y Jalisco. Por ejemplo la política, en la que se ha dejado de lado la critica a las malas administraciones de gobierno que padecemos. La pandemia puso pausa al movimiento feminista que cobro fuerza a nivel mundial nacional y por supuesto en Jalisco.

 

- Doctor en Derecho. Integrante de Observatorio de Seguridad y Justicia, Benemérita Universidad de Guadalajara.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Me gusta
Please reload

Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados