Las debilidades deben unirse para formar una sola voz y elevarla

22-Apr-2020

 

Por: Eduardo Campos Flores, Dirigente Estatal del Movimiento Antorchista en Jalisco.

 

Debido a la innegable irresponsabilidad del presidente de la 4T, Andrés Manuel López Obrador para tomar oportunamente las medidas sanitarias que recomendó la Organización Mundial de la Salud (OMS) para afrontar la pandemia del Coronavirus, a estas fechas nuestro país ocupa el nada honroso primer lugar en Latinoamérica en mortandad por el COVID-19, con 7.52 decesos por cada 100 casos de infección reportados por las propias autoridades de salud mexicana, según datos de la OMS. México desplazó a Bolivia que tenía un índice de letalidad de 8.18 muertes por cada 100 casos reportados y logró bajar a 7.05, quedando en el segundo lugar de los países latinoamericanos.

 

De acuerdo con el reporte de la OMS en cuanto a fallecidos por el COVID-19, México está muy por arriba de naciones latinoamericanas consideradas más pobres que la nuestra como son: Costa Rica con 0.49 decesos por cada 100 reportados, seguido de Chile con 1.16, Uruguay con 1.63, Perú con 2.23, Panamá con 2.66 y Cuba con 2.74, cuyos mandatarios tomaron oportunamente acciones concretas para salvar el mayor número de vidas de sus compatriotas, contrario a la negligencia y la soberbia de López Obrador, quien con amuletos cree poder contener la pandemia, además, niega la entrada al país de pruebas rápidas que son indicadores eficaces para tomar decisiones acertadas, quedando ante el mundo como ejemplo de lo que no se debe hacer en los momentos más críticos que azotan a la humanidad.

 

En el mundo según la Universidad Johns Hopkins, han fallecido más de 158,000 personas por el COVID-19 y 2.3 millones han sido infectados; nuestro vecino país del Norte se ha convertido en el epicentro de la pandemia con 37,938 muertos y 726,645 casos confirmados, a pesar de estos escalofriantes datos, López Obrador no quiere cerrar la frontera terrestre y aérea con Estados Unidos, con lo cual pudiera haber evitado en buena medida, la propagación del Coronavirus entre los mexicanos. Hasta este momento, el Gobierno Federal no ha autorizado la entrada de pruebas rápidas con lo que da a entender que busca ocultar la magnitud del problema, lo que implica mantener la mentira oficial con tal de probar que México ha hecho las cosas mejor que los países más ricos del mundo, todo esto a costa del dolor de las familias que han perdido a un ser querido o en riesgo de perderlo, pues según los últimos reportes oficiales, en México han fallecido 650 personas y 7,497 infectados, quienes se debaten entre la vida y la muerte.

 

A través de diferentes medios de comunicación nos estamos enterando que a raíz del incremento del número de infectados y fallecidos están aumentando los casos de neumonía atípica, algunos expertos en materia de salud sostienen que en caso de que se hiciera una revisión verdaderamente científica, podría haber más personas contagiadas. Debo señalar, desde mi modesto punto de vista, que este señalamiento puede contener altas posibilidades de ser cierto, ya que nos hemos enterado por medio de la prensa (Milenio, 17 de abril), que China tras haber hecho un nuevo recuento de las víctimas mortales que incluye a quienes fallecieron en casa con síntomas de COVID-19 pero sin haber sido diagnosticados, la cifra de muertos aumentó en un 50%, está claro que el gobierno del gigante asiático no tiene ninguna intención de ocultarle datos a nadie, ni a los familiares de los fallecidos, ni al mundo. Esta política de honestidad le ha permitido ganarse la confianza de su pueblo, tomando el control de la pandemia y rumbo de su economía, pero no sólo eso, para vergüenza de los imperialistas con su humanismo se abre paso entre las naciones más poderosas ayudando a otros países a combatir el Coronavirus, indudablemente un ejemplo a seguir, aunque a muchos fanáticos seguidores del presidente de la 4T, no les guste.

 

Si los más cercanos colaboradores de AMLO aplican criterios evidentemente políticos, dudosamente científicos para manejar la crisis sanitaria, no se puede esperar otra cosa con el manejo de la crisis económica. “No se necesita gran ciencia” para percatarse que las medidas anunciadas por López Obrador para rescatar nuestra economía son insuficientes, está generando dudas e inconformidades verdaderamente preocupantes, e incluso delicadas como la de los empresarios quienes han expresado claramente que lo que demandan no es un rescate, sino que el Gobierno  Federal les permita diferir los pagos de impuestos para poder mantener los empleos que están en riesgo, pero se han topado con la cerrazón del titular del Ejecutivo Federal. Mientras presume que muchos países del mundo van a seguir su estrategia económica que le permitirá generar dos millones de empleos una vez que termine la contingencia sanitaria. Al mismo tiempo el Fondo Monetario Internacional (FMI) anuncia que la economía de México se contraerá en un 6.6%.

 

Respaldo la demanda de los empresarios y, además, retomo las propuestas del prestigiado economista Dr. Abel Pérez Zamorano de fecha 28 de marzo de 2020:

-Crédito gubernamental a pequeñas y medianas empresas, para ayudarles a no quebrar, y a pagar salarios y prestaciones a sus empleados.

-Condonarles el pago de electricidad y agua potable.

-Moratoria de seis meses en el pago de impuestos y en la declaración anual. 

-Suspender el pago de deudas con instituciones gubernamentales y bancarias, y reestructurarlas luego, difiriendo en pagos más largos.

 

Aquí la pregunta que nos pudieran hacer nuestros gobernantes podría ser ¿Con qué dinero? Y yo les contestaría: que se suspendan las obras de relumbrón, que en esta pandemia pueden esperar y no así el hambre y necesidades de los mexicanos, por ejemplo, el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, el Aeropuerto de Santa Lucía, por citar algunos, y si llegado el momento faltaran más recursos, que se contraiga deuda, pero garantizar la vida y seguridad de los mexicanos que es deber ineludible del gobierno.

 

En Jalisco, así como en otros puntos de la República Mexicana con indignación estamos siendo testigos de protestas de trabajadores federales de la salud en centros médicos exigiendo equipo especial para la protección individual de doctores, enfermeros, personal de aseo, personal administrativo, camilleros, laboratoristas y choferes de ambulancias, con acciones de inconformidad que, según algunas investigaciones periodísticas (Diario página 24), fueron tranquilizadas con represiones administrativas. Indigna y preocupa el precio que están pagando los que arriesgan su vida para salvar la de los demás, que son los menos culpables del desastre que prevalece en el sistema de salud de nuestro país, quienes además tienen que enfrentar directamente, sin deberla, la ira de los familiares de las víctimas por el Coronavirus.  Y en este problema de gran sensibilidad social, también las autoridades políticas y de salud se quedan cortas, no hay propuestas y si las hay, son insuficientes.

 

Retomo otra parte de las propuestas del Dr. Abel Pérez Zamorano:

-Capacitar a todo el personal médico del país, para que puedan atender los casos de COVID-19 con eficiencia y menos riesgo de su propia vida.

-Dotar a todos los médicos, enfermeros y personal hospitalaria del equipo apropiado para protegerse.

-Equipar con todo lo necesario los hospitales del sistema de salud pública.

-Y el más urgente, pagar a todo el personal hospitalario un sobre sueldo por su esfuerzo y riesgo que corren.

-Urge, sino construir, si al menos terminar y equipar de inmediato los hospitales inconclusos (hay varios).

 

Se ven a diario protestas de comerciantes ambulantes que se han quedado sin ingresos por falta de ventas y están sin posibilidades de llevar alimentos para calmar el hambre de sus hijos, este sector de la Población Económicamente Activa (PEA) en Jalisco representa el 56% que en números absolutos son 2, 181,518 trabajadores jaliscienses. De esta magnitud es el panorama laboral en la entidad. Hay más, la parálisis económica está afectando a otros sectores, entre ellos, los transportistas de turismo que, ante la cancelación de viajes a distintos centros turísticos, se ven obligados a salir a las calles de la ciudad de Guadalajara para pedir que sean considerados en los apoyos del Gobierno Estatal, para poder sufragar los gastos familiares en esta contingencia sanitaria. Hay casos verdaderamente desgarradores como el de doña Juana Ramón Luciano, vecina de la colonia Las Juntas del municipio de Tlaquepaque, quien en su vivienda ubicada en la calle Arena número 73, cuyas medidas son de 6 por 20, es decir, 120 metros cuadrados, habitan 5 familias y conviven a diario 31 personas totalmente hacinadas, en momentos sanitarios tan críticos, cabe la pregunta ¿Cómo podrán guardar la sana distancia estos mexicanos?… Por el momento doña Juanita no tiene ingresos y lleva días alimentando a su nietecita de escasos 3 meses con jugo de arroz. ¿Cuántos casos como estos se pueden encontrar? …¡Vamos requetebién!… ¡El COVID-19 es una crisis transitoria! …. Para este sector que es y será el más golpeado por la crisis económica y sanitaria, no hay propuesta. Los Antorchistas hemos decidido lanzar la campaña “Urge un Programa Nacional de Distribución de Alimentos” para todos los mexicanos que tengan necesidad, pero, además como propuso el Dr. Abel Pérez Zamorano:

-Cancelar el pago de alquileres y suspender el de hipotecas.

-Suspender el pago de mensualidades de quienes adeuden muebles y otros bienes adquiridos a crédito.

-Acceso gratuito a internet para que los estudiantes puedan continuar con sus estudios en línea.

-Enfrentar la especulación y acaparamiento de maíz, que provoca fuertes aumentos en el precio de la tortilla.

 

Aprovecho este espacio para dirigirme al Gobernador del estado de Jalisco, donde se ha implementado el Plan Emergente para la Protección al Empleo e Ingreso de las personas, como parte del Plan Jalisco COVID-19, y Jalisco Sin Hambre, para solicitarle muy respetuosamente se materialice y garantice que a todos los jaliscienses que tengan necesidad de una despensa o apoyo de sus programas, les lleguen a sus comunidades y sean entregados por la estructura gubernamental. Y con esto evitemos que Jalisco caiga en la hambruna y así evitar estallidos sociales, pues los datos actuales de contagio van en aumento, según reporta Milenio con 200 casos positivos y 13 fallecidos.

 

Los Antorchistas también somos víctimas de la doble crisis que está azotando a nuestra patria, además, estamos ante la imposibilidad de llevar a cabo protestas numerosas para no exponer a nuestros compañeros a que sean infectados por el mortal virus, pero desde hace algunos días hemos iniciado una intensa campaña en redes sociales para exigir que el Gobierno Federal implemente urgentemente un programa nacional de distribución de alimentos, esta exigencia también abarca a los Gobiernos Municipales y Estatales; en nuestros mensajes dejamos en claro que los apoyos deben ser entregados directamente a los más necesitados  por las instancias gubernamentales, incluidos los Servidores de la Nación, en caso de que no se vean acciones concretas por parte de ninguno de los tres niveles de gobierno, nos estamos preparando para salir a las calles acatando las medidas sanitarias recomendadas como el uso de cubre bocas, overoles y evitar que las personas se aglomeren en un solo lugar.

 

A nuestros compañeros y familiares que radican en los Estados Unidos o en otra parte del mundo, que nos han buscado, les queremos decir que se integren a esta lucha y que, desde sus lugares de residencia, le escriban cartas, telegramas, graben videos, donde le exijan al Gobierno de la República Mexicana un mayor respaldo y que haga valer sus derechos como mexicanos. Y que deje de andar de amigo con las autoridades estadounidenses mientras sus derechos y dignidad son pisoteados, exíjanle los represente con seriedad y responsabilidad institucional.

 

Asimismo, bajo la dirección de nuestro Secretario General, el Ingeniero Aquiles Córdova Morán, quien nos ha puesto el ejemplo con su artículo ¨Es deber elemental ayudar a quienes nos ayudan¨, decidimos poner al servicio de la causa de los trabajadores de la salud, toda la capacidad propagandística del Movimiento Antorchista Nacional para protestar contra el brutal derroche de la vida de los que, afrontando todo tipo de riesgos, cuidan la salud del pueblo de México.  Los marginados y olvidados debemos aprovechar la magistral lección que nos da el Dirigente e ideólogo del Antorchismo Nacional a través de esta columna, en donde indica que ¨Cuando se unen multitud de pequeños e insignificantes arroyuelos en uno solo, dan origen a los ríos más caudalosos y potentes del planeta; cuando muchas debilidades logran unirse entre sí y fundirse en una sola, se transforman en una fuerza temible y muchas veces imparable¨. Ha llegado el momento en que las debilidades deben unirse para formar una sola voz y elevarla, para desenmascarar y poner en el basurero de la historia a los falsos redentores que se sienten dueños de nuestros impuestos y de nuestras vidas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Me gusta
Please reload

Anuncios

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle