Ante el inevitable fracaso de la 4T, cuidemos a nuestros médicos

22-Apr-2020

 

Por: Salvador Mateo Martínez, vocero del Movimiento Antorchista en Jalisco

 

En varios sitios digitales, abundan opiniones sustentadas con datos de las propias estadísticas oficiales como las del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) y de diversos Organismos Internacionales entre ellos la Comisión Económica para América Latina (CEPAL),  el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros en los que  alertan que millones de mexicanos podrían sumirse aún más en la pobreza debido a la crisis económica que está detonando la pandemia del COVID-19.

 

Los analistas sostienen que ya estamos ante el inevitable fracaso de la 4T, un proyecto que destacados visionarios advirtieron con anticipación que tarde o temprano tenía que fracasar por su visión equivocada en relación al principal problema de nuestro país que es la pobreza y no la corrupción, como cree AMLO.

 

De acuerdo con los reportes del Banco Mundial (BM), de la CEPAL y del FMI, (información disponible en los portales  https://www.eldiariodecoahuila.com.mx/  y  https://elorbe.com/ ) México es el país latinoamericano que menos está invirtiendo en programas contracíclicos para atenuar los impactos del Coronavirus en los sectores más vulnerables de la población y en las pequeñas y medianas empresas.

 

El Gobierno de la 4T que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador apenas ha destinado el equivalente a 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB) de México en planes de protección social y activación económica.

 

Los planes de estímulo económico lanzados por los gobernantes latinoamericanos para enfrentar los estragos de la pandemia han sido tan expansivos y audaces en materia social que las anunciadas por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador y lo hacen lucir como un mandatario conservador en el contexto regional de la emergencia por el Coronavirus. Varios líderes de opinión mencionan que Perú, es la nación latinoamericana que tiene el programa de estímulos más ambicioso, está empleando 9.34% de su PIB para minimizar el golpe de la emergencia sanitaria que ha causado la parálisis de la economía en toda la región y en buena parte del mundo. El presidente peruano, pertenece a una corriente ideológica centroderechistas y es firme partidario de las políticas de mercado y la disciplina fiscal.

 

Hasta el presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, acordó con el Congreso medidas de estímulo fiscal por una suma equivalente a 6.5% del PIB de ese país, unos 122 mil millones de Dólares. Otro gobernante de derecha, el mandatario colombiano Iván Duque, adoptó medidas de alivio social para los más pobres y de financiamiento a las pequeñas y medianas empresas, a las cuales el Gobierno les financiará su nómina durante los próximos tres meses para evitar que despidan a sus trabajadores. Como se ve las críticas que le hacen al autonombrado presidente del 4T, de supuesta Izquierda, no son gratuitas ni es una campaña de sus adversarios.

 

No hace falta esperar los resultados de sus políticas para afrontar la crisis sanitaria y la parálisis económica para darnos cuenta que son un verdadero fracaso ya que, las medidas que anunció López Obrador van en la misma línea que las del resto de los países latinoamericanos, según expertos en la materia los 158 mil millones de pesos son equivalentes 0.66% del PIB, es decir no llega ni al 1%.  Las medidas van en la dirección correcta, pero están muy lejos de lo que recomienda la CEPAL para apuntalar los servicios de salud, proteger los ingresos y empleos, y otorgar beneficios a los subempleados y trabajadores por cuenta propia.

 

A raíz de la llegada de  la pandemia del COVID-19 a nuestro país, el incremento de contagiados y del número de decesos por el mortal virus, se han visto, en varios puntos de la República Mexicana, lamentables agresiones hacia el personal de salud, en las que los médicos y enfermeros son las principales víctimas, pero también hay personas a las que creen que portan el virus y deciden agredirlos con cloro o con agua caliente en los establecimientos comerciales, asimismo, se sabe que hay ataques y amenazas contra hospitales enteros.

 

Es sabido que todas estas agresiones se deben, en su mayoría, a la ira que genera entre los familiares de los fallecidos quienes, descargan su furia contra los que consideran que son los culpables directos de la falta de atención de insumos para que fueran atendidos adecuadamente el infectado o los infectados por el Coronavirus. 

 

Basta con fijarnos en los ejemplos de los países latinoamericanos y no es necesario fijarse en países lejanos como China para darnos cuenta quienes son los responsables del lamentable panorama que prevalece en el sistema de salud en México. Está claro en primer lugar que es la irresponsabilidad para tomar oportunamente las medidas sanitarias por parte del presidente Andrés Manuel López obrador junto con sus fanáticos seguidores quienes, solo están para aplaudir todo lo que dice y hace su jefe quien, se siente dueño de nuestros impuestos y no le exigen que destine los recursos en la cantidad y en el momento que se requieren, con lo cual se pudieran salvar vidas y evitar las agresiones contra los menos culpables. Ante el mundo, vergonzosamente, los presidentes de derecha han rebasado a AMLO por la izquierda.

 

Estemos o no ante el inevitable fracaso de la 4T,  los trabajadores del campo y la ciudad, hoy más que nunca deben unir fuerzas y alzar la voz para exigir a la Federación  que implemente urgentemente un programa nacional alimentario para que los que se han quedado sin ingresos por el cierre de sus fuentes de trabajo o haberse quedado sin ventas puedan afrontar la contingencia sanitaria, México está dentro los 15 países más ricos del mundo  y no podemos permitir que por caprichos del Mandatario Federal nos sigan dando migajas en momentos tan críticos para nuestra salud y economía. El Gobierno Federal tiene la obligación de dotar de equipo médico y los insumos de calidad a los Centros Médicos para que los contagiados por el Coronavirus puedan ser atendidos adecuadamente.

 

De manera especial, los mexicanos de conciencia limpia, en estos momentos de doble crisis debemos cuidar a nuestros médicos quienes, en esta batalla contra la pandemia del COVID-19, heroicamente están tratando de salvar vidas. Lo trabajadores de la salud no están solos,  cuentan con la mano fraterna solidaria de los Antorchistas del país y consecuentes con ello han puesto a su disposición toda su capacidad de propaganda mediática. Estamos a la orden.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Me gusta
Please reload

Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados