La Salud y la Alimentación: Derechos Humanos

11-May-2020

 

Por: Guadalupe Valle Chávez, Dirigente del Movimiento Antorchista en el Sur de Jalisco

 

Son considerados como derechos humanos, inalienables, a los cuales todo mexicano debe acceder, la educación, la salud, la vivienda, el empleo y la alimentación, entre otros.


En especial el artículo 4° de la Constitución Política Mexicana que a la letra dice:
“…Toda persona tiene derecho a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad. El estado lo garantizará.


Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la federación y las entidades federativas en materia de salubridad general…...”


En este extracto podemos ver lo que este artículo consigna, derechos logrados desde hace muchos años, existen y están plasmados en nuestra Carta Magna, pero desde hace mucho tiempo también sabemos que son letra muerta, que no se aplican.


En diciembre de 2018 se sabía que aproximadamente 31 millones de mexicanos vivían en situación precaria. Según los datos del CONEVAL (CONSEJO NACIONAL DE EVALUACIÓN DE LA POLÍTICA DE DESARROLLO SOCIAL), aportados por la revista Forbes en el año 2019, registraba que México tenía 52.4 millones de pobres y en pobreza extrema 9.3 millones, además consignaba que 62 millones de mexicanos se encontraban por debajo de la línea de bienestar, es decir sin la posibilidad de adquirir lo mínimo indispensable para la subsistencia.


Ya padecíamos la pobreza, la falta de alimentos, la falta de salud, educación, vivienda y empleo, pero ahora todos los índices se han incrementado, especialmente lo que se refiere al desempleo, al abasto suficiente de alimentos y a la salud.


Con la pandemia del Covid 19, la crisis que veníamos arrastrando y que ya en enero de 2020 se anunciaba como una contracción en la economía del -0.1%, se ha incrementado a niveles escandalosos pues el FMI (Fondo Monetario Internacional) calcula que la economía decrecerá hasta en un 6.6%, lo cual repercutirá en el nivel de vida de las masas trabajadoras ya empobrecidas y marginadas.


Los mexicanos no contamos con un sistema de salud que garantice la protección sanitaria, lo que ahora vemos es de terror, ya no digamos que haya suficientes hospitales con equipo adecuado, los médicos, las enfermeras y el personal en general de un hospital se queja de la falta de equipos de protección para que puedan desempeñar su profesión, no cuentan ni siquiera con cubrebocas, además todos sabemos que sus salarios son de hambre y todavía encima algunas personas equivocadamente los agreden.


El comercio informal, al que se dedican 6 de cada 10 trabajadores mexicanos se ha paralizado, los negocios no esenciales han cerrado, la pequeña y mediana empresa están semiparalizadas, y no hay un plan de gobierno que garantice el abasto de alimentos.


¿Es una exageración pedirle al presidente Andrés Manuel López Obrador que diseñe un Plan Nacional de Distribución de Alimentos?


Claro que no, es lo que mínimamente requiere la situación que padecemos actualmente los mexicanos, la crisis económica y la crisis sanitaria. Es un derecho humano, que no puede negarse, que tiene que cumplirse so pena de estar violando no sólo la Constitución Política que nos rige sino los derechos fundamentales del hombre

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Me gusta
Please reload

Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados