Dos aclaraciones y un juicio sobre Santiago Nieto y la UIF

6-Oct-2020

 

Por Eleusis Córdova Morán

Dirigente del Movimiento Antorchista en la Mixteca Poblana

 

El portal elsoldepuebla.com.mx, en su edición del martes 29 de septiembre del presente año, cabeceó así una nota de Berenice Martínez: “Diputados federales se asoman a las redes con miras a la elección del 2021”. En el cuerpo de la nota la articulista apunta: De los 22 diputados federales con los que cuenta el estado de Puebla, 12 han incrementado su actividad en redes sociales con miras a reelegirse u ocupar otro cargo de elección popular en 2021. “El Diputado del PRI y aliado del Movimiento Antorchista, Eleusis Córdova Morán, registra elevada actividad en plataformas digitales, principalmente para criticar a los gobiernos federal y el estatal de Luis Miguel Barbosa, a quien acusa de querer aniquilar a sus opositores para no perder el poder en las elecciones de 2021”.

 

Al respecto, creo prudente y necesario aclarar: Primero: No soy aliado del Movimiento Antorchista: Soy orgullosamente antorchista, miembro fundador de nuestro Movimiento, surgido en 1974, en el municipio de Tecomatlán, Pue. Estuve a cargo del trabajo antorchista en ese municipio durante 44 años, y actualmente soy responsable de nuestro Movimiento en la región de Izúcar de Matamoros.

 

Segundo: Mi actividad en plataformas digitales tiene, como principal objetivo en función de los últimos acontecimientos, dejar claro ante los ojos de la opinión pública, que son infundios los propalados por una gran parte de la prensa poblana, por órdenes del Gobernador Miguel Barbosa, secundado diligentemente por Santiago Nieto, Director de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). He señalado que esas falsedades son un intento fascista para liquidar, por la vía de repetir las más infamantes mentiras, sin aportar la más mínima prueba de las aseveraciones que hacen contra nuestros dirigentes, hombres y mujeres que durante más de 46 años de lucha, sólo han cometido el “delito” de organizar al pueblo pobre de México, para llevarlo a encontrar la forma de ascender a una vida mejor, más digna, más libre y en paz. Reducir esta tarea, que realizo por convicción y por voluntad propia, al interés mezquino y convenenciero de una reelección, no sólo es una tergiversación grosera de los fines que persigo, sino una ofensa a mi persona y a mi Organización, pues se nos pretende colocar en el papel de oportunistas y vividores, con el objeto de lograr fines diferentes a los planteados en nuestro actuar y en las colaboraciones. No busco la reelección, busco dejar sin macula, limpia y libre de la baba pestilente de ofidios, a la organización más honrada, leal, insobornable y luchadora, que hay en México: El Movimiento Antorchista Nacional.

 

En relación con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), es necesario dejar sentado que su titular Santiago Nieto, en declaraciones a la prensa, tratando de justificar su abuso de poder, sostuvo que el congelamiento de las cuentas a líderes antorchistas había sido a petición y en colaboración con el gobierno de Miguel Barbosa. Dijo que dichas cuentas soportaban depósitos por más de 800 millones de pesos, recursos todos ellos de procedencia ilícita.  Como ya hemos repetido hasta la saciedad, a través de los medios a nuestro alcance, se viola el debido proceso, pues se conculca la presunción de inocencia al declarar culpables, por sí y ante sí, a los dirigentes antorchistas, de delitos que ni siquiera ha investigado y, por ende, no ha demostrado, tal y como lo prueba el hecho de que nunca ha exhibido ninguna prueba de sus dichos.

 

¿Por qué no presenta las cuentas bancarias donde aparecen depositados los ochocientos millones de pesos? ¿Por qué no señala concretamente el origen ilícito de los recursos? ¿Acaso provienen del narcotráfico, del huachicol, de secuestros, de cobro de piso?  La manía de Santiago Nieto de calumniar y fabricar delitos lo ha llevado a afirmar, con el más absoluto descaro, que “trasladamos recursos a la republica checa”.

 

Es la mentira llevada al absurdo. Exigimos que se presenten las pruebas de sus aseveraciones, en el tiempo y la forma debidas ante la Fiscalía, y dejen de tener congeladas las cuentas, pues no es nada remoto que el hecho de no hacerlas públicas, se deba no al respeto al debido proceso, sino porque se estén clonando tarjetas, inventando pruebas de probables delitos para sostener sus calumnias, y más triquiñuelas para salir airosos en sus intentos liquidacioncitas, de ahogar económicamente el trabajo organizado de Antorcha. Si realmente se respetara el Estado de Derecho, estas declaraciones sin sustento, este uso del poder de manera tan arbitraria, estos actos abusivos desde el poder, serían razón suficiente para destituir fulminantemente a Santiago Nieto, Director de la UIF.

 

Si este argumento no fuera suficiente, hay otro igual de trascendental dentro del actuar de Santiago Nieto. Jaime Cárdenas, morenista como Nieto y ex-director del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (INDEP), en declaraciones recogidas por los medios, refirió que por órdenes de Santiago Nieto, titular de la UIF, fue retirado del almacén del INDEP un Lamborghini, automóvil de colección de precio muy elevado.  De inmediato, Nieto calificó la noticia como falsa, pero no se emplazó a presentar pruebas de su inocencia ante denuncia tan grave, ni tampoco a renunciar a su cargo o pedir licencia mientras se averigua la veracidad o falsedad de la noticia. Se concretó a negarla, dando por hecho que su “honradez”, certificada por quién sabe quién, lo eximía de someterse a la investigación judicial correspondiente. Ahora bien, un individuo con esos antecedentes y con esa actitud, está incapacitado legal y moralmente para juzgar a otros. ¿Con qué autoridad lanza acusaciones quien está señalado de abuso de poder y por robo? Sólo lo hace quien no tiene entre sus propósitos hacer justicia, sino emplear el poder para reprimir políticamente a sus adversarios, tal y como la hace Santiago Nieto contra el Movimiento Antorchista Nacional, y que él utiliza para enriquecerse a la sombra del poder.

 

Todo lo aquí dicho demuestra lo necesario del uso de las redes sociales y la importancia de la aparición de las plataformas digitales. Es necesario se deje de usar el hígado para denostar a Antorcha, y se entienda que la UIF no castiga ningún ilícito. El público lector debe estar informado de que los antorchistas nos encontramos ante una persecución política, ante un gobierno represor y dictatorial que es y debe ser cambiado para que el país siga transitando por el camino de la paz, el progreso, la hermandad y la solidaridad. El 2021 es la posibilidad más cercana.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Me gusta
Please reload

Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados