top of page

Día Mundial de la Cero Discriminación



Armando Maya Castro


Mi columna de hoy es a propósito del Día Mundial de la Cero Discriminación, que se conmemora el 1 de marzo de cada año. Esta celebración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 1 de diciembre de 2013, con el propósito de impulsar la lucha que intenta poner fin a las desigualdades que socavan los derechos humanos.


Y es que, a pesar de la persistente lucha en contra de la discriminación en todas las naciones del mundo, el fenómeno en referencia sigue siendo un verdadero problema que afecta de diversas maneras a innumerables personas y grupos, incluidas vidas inocentes. Menciono esto último por el importante número de niños que sufren exclusión y un trato injusto en diferentes partes de México y en mundo. La Encuesta Nacional Sobre Discriminación (ENADIS) 2017 ha identificado experiencias de discriminación en agravio de la población indígena, de personas con discapacidad, de personas que profesan una religión distinta a la mayoritaria, de niñas y niños, de personas mayores, de adolescentes y jóvenes.


Parece una expresión demasiado trillada, pero insisto en la urgencia de detener el preocupante avance de este flagelo que perpetúa la desigualdad y ocasiona sufrimiento a millones de personas en diferentes países del mundo.


Lo digo no porque piense que falten leyes orientadas a reducir la discriminación. Sé perfectamente bien que éstas existen y son muy buenas, como también sé que en el futuro seguirán creándose nuevas leyes con el objeto de suprimir la práctica de este vergonzoso mal.


Ahora, con la temible presencia de la Covid-19 en el mundo, y su alto poder de contagio, innumerables personas han sido objeto de discriminación. Recordamos la forma en que la comunidad china fue discriminada a inicios del año 2020, por ser China el país donde empezó todo, con un brote epidémico que se detectó primeramente en un mercado de mariscos de la ciudad de Wuhan, perteneciente a la provincia de Hubei.


También recordamos que en ese tiempo la Organización Mundial de la Salud advirtió que el estigma podía favorecer la propagación de la enfermedad: “puede hacer que las personas oculten la enfermedad para evitar la discriminación”, afirmó un representante del organismo especializado que la ONU creó el l 7 de abril de 1948.


Luego de que este organismo declarara oficialmente al coronavirus como pandemia, el miércoles 11 de marzo de 2020, la discriminación asomó su rostro cruel en contra de los profesionales de la salud. En la Ciudad de México y Guadalajara hubo médicos y enfermeras que fueron discriminados en las paradas de autobuses y a bordo de las unidades de transporte, al grado de que algunos tomaron la decisión de ir a trabajar vestidos de civil para evitar agresiones físicas y verbales. Este trato discriminatorio se replicó en establecimientos comerciales, centros de trabajo y en la vía pública.


Una nota de El Universal señala que "entre el 19 de marzo y el 30 de abril (2020) el Conapred recibió 231 quejas relacionadas con actos de discriminación por Covid-19, de las cuales 58 fueron presentadas por médicos, enfermeras y estudiantes de medicina".


En otros países del mundo aparecieron también estos lamentables casos de discriminación. En Colombia, la doctora Ángela Villegas declaró a un medio de información de ese país: “No sé en qué momento el uniforme se convirtió en sinónimo de criminalidad. Nosotros todos los días nos estamos arriesgando en nuestro trabajo y en la calle también. Las agresiones ya pasaron de ser verbales a físicas. Los taxis no nos quieren llevar”.


Ojalá que la celebración del Día Mundial de la Cero Discriminación haya servido para concientizar a la sociedad sobre la importancia de respetar las diferencias, sean estas de raza, cultura, género, religión o incluso discapacidades. Tenemos confianza de que las autoridades mexicanas han de hacer valer la legislación que garantiza el derecho de todos a no ser discriminado.


Twitter: @armayacastro

1 visualización

댓글


Anuncios
Ponte en contacto

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page