La guerra de las mantas jalisco



RE-EVOLUCIÓN


FRANCISCO JIMÉNEZ REYNOSO


En un lugar, muy pero muy cercano… se libra una gran batalla entre dos grupos criminales. Los mensajes en esta batalla se asemeja a una partida de ajedrez, en la que los ajedrecistas son quienes controlan la delincuencia organizada. Los peones, alfiles, torres, caballos, hasta llegar al rey, parecen ser empleados de los ajedrecistas.


Recordemos que el pasado 6 de junio de 2020, el gobernador de Jalisco reconoció públicamente que la delincuencia organizada estaba infiltrada en la fiscalía de Jalisco. Justificó que la actuación de agentes de la Policía Investigadora que realizaron detenciones arbitrarias de jóvenes manifestantes, podría deberse a una infiltración de la delincuencia organizada en la institución (según dijo en su momento). El día de la manifestación, se llevaron a cabo decenas de “levantones” de estudiantes (delito de: desaparición forzada). Este día se violaron derechos humanos, y a los jaliscienses nos recordó la arbitrariedad y la prepotencia con que se actuó en contra de los globalifóbicos en el día 28 de mayo de 2004 en la Cumbre (reunión de lideres de América Latina), por cierto, no hubo castigo para los autores de estos delitos, por el contrario…


El gobernador culpo a la delincuencia organizada de estas detenciones arbitrarias. Y la pregunta es ¿que interés tendría la delincuencia organizada en detener arbitrariamente a estudiantes que se manifestaban contra actos de prepotencia de las autoridades jaliscienses. En mi opinión, no tiene lógica alguna el intento de justificación por parte del ejecutivo. Más bien los mismos que detuvieron y torturaron a los globalifóbicos, repitieron sus acciones contra los estudiantes manifestantes por defender la causa Giovanni, quien fue asesinado por elementos de la policía de Ixtlahuacan de los Membrillos.


Hace unos días se dio a conocer el mensaje de una manta colocada en la Preparatoria 2 de la U. de G. Misma que advertía serias amenazas en contra de personal de la policía. Dicha manta fue firmada (según se advierte) por el cartel de Sinaloa, señalando acuerdos entre ellos.


Días después hubo reacción al respecto y fue en el municipio de Tonalá (se dice que en la plaza principal) en el que se colgó otra manta (aparentemente) firmada por el Cartel Jalisco. En esta manta se recrimina a personal de la Fiscalía del estado, el no haber cumplido con pactos, se menciona la entrega de dinero a personal de la fiscalía, y remata con una advertencia amenazante.


Por lo anterior, parece ser que la delincuencia organizada pacta y controla instituciones de Jalisco, unos presumen del control sobre policías municipales, otros hablan del control de la fiscalía del estado. Mientras esto sucede, la Guardia Nacional deambula por las calles de Jalisco aparentemente sin inteligencia y sin objetivos específicos. Recientemente se dio a conocer acciones innovadoras de la delincuencia organizada, en la que ofrecen trabajo en las redes sociales, y al momento en el que se apersonan los interesados al lugar del encuentro, resultan ser secuestrados y extorsionados a través de los celulares contactando a sus familiares. Lo anterior aleja al turismo nacional e internacional. Esto se debe en mi opinión al robustecimiento de la delincuencia organizada, a los altos indices de impunidad en Jalisco y a una creciente cifra negra, en la que los ciudadano víctimas de la comisión de un delito prefiere no denunciar, por desconfianza de la autoridad, por que no va a pasar nada o por temor a una venganza de los delincuentes, de la autoridad o de ambos.



- Doctor en Derecho. Integrante de Observatorio de Seguridad y Justicia. Benemérita Universidad de Guadalajara. “Piensa y Trabaja”.

2 visualizaciones
Anuncios
Ponte en contacto

¡Gracias por tu mensaje!