top of page

Masayi y Kunio convirtieron a Sello Rojo en una empresa fraudulenta y tramposa



Por Víctor Galindo


Guadalajara, Jalisco a 3 de noviembre de 2023.- Un nuevo episodio se da a conocer públicamente del caso de la tercera empresa lechera más importante de México y los agraviados, exhiben las trampas de Rubén González Uyeda para eliminar a los socios de Sello Rojo y premiar a los que se “hacen a un lado”.


A través de un comunicado, refieren las partes agraviadas que existe una serie de simulaciones para entrampar y forzar el, procedimiento jurídico a su favor y así continuar con el “control” de la lechera Guadalajara.


Rubén Masayi González Uyeda, Administrador Único, designado un juez y no por la Asamblea, de Alimentos Sello Rojo, S.A. de C.V, ha llevado a cabo una estrategia fraudulenta, tramposa y al amparo de la justicia de Jalisco, para ir eliminando a lo largo de casi cuatro años junto con su hermano Abraham, a los socios de esta empresa y quedarse con la misma.


En un desplegado publicado en esta ciudad, una parte de la familia González Uyeda y la familia González Sánchez, denunciaron las prácticas de los hermanos Rubén y Abraham, quienes con base en un juicio iniciado el tres de enero de 2020 basado en mentiras, acusaron, entre otros socios, a sus cuatro hermanos Sergio Akira, Aida Tomié, Roberto Eiji y Alfredo Shigueru, de un supuesto fraude y el exigieron el pago de 200 millones de pesos como compensación de ese supuesto ilícito.


De ellos, el único que negó los hechos fue Roberto Eiji, ya que los otros tres confesaron que cometieron el fraude. Sin embargo, “por alguna razón, durante 30 meses usted no impulsó el juicio, lo dejó dormir el sueño de los justos”, afirma el desplegado.


Casualmente, a estos “culpables” de administración fraudulenta, sus hermanos Rubén y Abraham les han repartido utilidades, entregado en propiedad bienes de la empresa, los admiten en asambleas, les participan de aumentos de capital y les pagan dinero por diversos conceptos, violentando leyes corporativas y fiscales, lo que evidencia parte de la tramposa estrategia para tomar el control de Sello Rojo.


Aquí el texto completo del desplegado firmado por la parte afectada, un grupo de la familia González Uyeda y la familia González Sánchez:


De… cómo Masayi y Abraham se hicieron de mayoría en Sello Rojo

Sr. Rubén Masayi González Uyeda

Administrador Único vía Medidas Cautelares de Alimentos Sello Rojo, S.A. de C.V.


Llamamos su atención públicamente, ya que desde que asumió el cargo no ha permitido diálogo alguno con nosotros, que somos accionistas de la empresa y, conforme a derecho, superiores en jerarquía a usted.


Debemos advertirle de una situación de la que usted parece no tener consciencia, a pesar de su gravedad. Le recordamos:


El 3 de enero de 2020, su administración inició un juicio contra sus hermanos y coaccionistas Sergio Akira, Aida Tomié Araceli, Roberto Eiji y Alfredo Shigueru, de apellidos González Uyeda, demandándoles el pago de más de 200 millones de pesos porque, según usted, cometieron fraude en perjuicio de la empresa cuando ellos fungieron como administradores. Este juicio se lleva en el Juzgado Noveno Mercantil, expediente 1666/2020.


Durante 30 meses usted no impulsó el juicio (y el juez graciosamente no le decretó la caducidad), sino hasta que les notificó la demanda la segunda semana de junio de 2022.


Roberto Eiji contestó la misma, negando los hechos, y sigue defendiéndose. Los otros tres accionistas demandados contestaron reconociendo todo lo que les demandó. Esto es:


Confesaron que cometieron fraude y que, por lo tanto, deben a Sello Rojo esas decenas de millones de pesos, y más. Esta confesión consta en el escrito por ellos firmado y ratificado que presentaron al Juez el día 23 de junio de ese año.


Han transcurrido 16 meses de ese gravísimo reconocimiento de culpa y usted no ha procedido como la ley obliga a un administrador. Usted no les ha requerido el pago, menos aún les ha embargado bienes, ni los ha denunciado ante un ministerio público, ni les ha aplicado las reglas de exclusión de la empresa que usted mismo creó y aprobó en una asamblea. No ha hecho nada.


Para agravar su responsabilidad, usted los trata con la consideración que no nos concede a nosotros, que no le hemos causado perjuicio alguno a la empresa. A estos “culpables” de administración fraudulenta usted les ha repartido utilidades, les ha entregado en propiedad bienes de la empresa, los admite en asambleas, participan de aumentos de capital y les paga dinero por diversos conceptos, tanto formalmente, como por fuera, violentando leyes corporativas y fiscales.


Por su omisión, señor Rubén Masayi González Uyeda, la responsabilidad se le traslada a usted. Así, sin más, hoy usted es el que debe pagarle a la empresa, vía daños y perjuicios, lo que aquellos malversaron de la empresa y que usted no les cobra ni sanciona de ninguna forma, sino por lo contrario, de manera increíble e ilegal, les ha estado concediendo beneficios.


Pero renunciemos a hacernos tontos: usted y nosotros sabemos que todo esto es una simulación, ¿no es así señor Masayi? La verdad es que el propósito suyo no es incriminarlos sino mantenerlos doblegados bajo la amenaza de hacerles efectivo el cobro.


Así, le dan a usted y a su hermano Abraham la base para públicamente decir que ustedes hacen mayoría accionaria y que ya se “arreglaron” con sus hermanos. Como sea, usted ya es responsable.


Como coordinador que fue del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (donde ocasionó una desbandada de cámaras) y actualmente del MIND, usted se jacta de abanderar las mejores prácticas corporativas, se dedica a la farándula gremial y habla por aquí y por allá de aspectos de vanguardia empresarial. Pero en casa, con los accionistas cuyo patrimonio usted tiene la obligación de cuidar, usted, señor Masayi, actúa contraviniendo todo lo que pontifica en el exterior.


Le reclamaremos su responsabilidad una vez que se despeje el entramado judicial que actualmente le protege, y otro día hablaremos de la fuga de capitales a Houston y a Bamberg, Alemania? Que parece está ocurriendo frente a sus narices y de lo que tampoco usted hace lo que le corresponde. En este momento, estamos pendientes de su nueva demanda que acaba de presentar en contra nuestra, dirigida (sin pasar por el turno de Oficialía de Partes) al Juzgado Séptimo de lo Mercantil (ooootra vez) con la ilegal intervención del consejero de la judicatura, Gabhdiel Iván Novia Cruz. Seguramente otras medidas cautelares. Torciendo la justicia por doquier.


Atentamente.

Familias González Uyeda y González Sánchez

Accionistas de Sello Rojo

P.D. Apenas el viernes nos presentaste otra demanda, dirigida al Juzgado Séptimo de lo

Mercantil, amparándote con los servicios del consejero Gabhdiel Iván Novia Cruz

2 visualizaciones

Kommentare


Anuncios
Ponte en contacto

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page