top of page

¿Quién mató a Manuel Buendía?



En estos días, se anunció que el próximo 14 de julio, en la plataforma Netflix, se estrenará el documental titulado: ¿Quién mató a Manuel Buendía?, una pregunta, que siempre tuvo respuesta. El crimen contra el periodista, fue perpetrado desde los sótanos del sistema político mexicano. La novedad que tendrá el documental, es que, se exploraran las diferentes teorías del porqué se asesinó al autor de “Red Privada”, una de las columnas más leídas de la época. Además de poner el contexto en que ocurrieron los hechos, narrados por el actor Daniel Giménez Cacho.


El caso del crimen contra Manuel Buendía Téllez-Girón, ocurrido el 30 mayo de 1984, tiene su relevancia en la actualidad, por varios puntos.


Primero es importante tener esta información si se quiere entender la dinámica que actualmente tiene el crimen organizado en nuestro país. El periodista Miguel Ángel Granados Chapa lo calificó, y con muchos elementos, como el primer asesinato derivado de la narco-política en nuestro país.


Las líneas escritas por Buendía Téllez-Girón, nos ubican en la época donde los cárteles se comenzaban a establecer y tener presencia dentro del territorio mexicano. También habría que revisar el crimen contra el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, ocurrido 10 años más tarde, como parte de esa descomposición social a la que nos metió el propio sistema político.


El documental que estrenará la plataforma Netflix, la cual está dirigida por Manuel Alcalá (quien ya a dirigió “Museo” y “Bellas de noche”), va a ir desmenuzando, con entrevistas a diversos personajes que conocen del tema, así como cada una de las teorías que terminaron con la vida del periodista y que, sin duda alguna, nos llevará a esa conclusión.


Otro dato importante es que, en aquel entonces, el secretario de Gobernación, dentro del Gobierno de Miguel de la Madrid, era el actual director de CFE, Manuel Bartlett, del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.


Pero, vayamos a un poco de contexto de este crimen. Han pasado 37 años. El país era gobernado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que no dejaba el poder desde la consolidación de la llamada Revolución Mexicana, convirtiéndose en lo que una vez señaló el escritor peruano, Mario Vargas Llosa, la Dictadura Perfecta. El PRI fue fundado el 4 de marzo de 1929 bajo el nombre de Partido Nacional Revolucionario (PNR), cuyo principal operador para que se diera el nacimiento del partido hegemónico, fue Plutarco Elías Calles, quien había gobernado México de 1924 al 28. En 1938 fue reconstituido como Partido de la Revolución Mexicana (PRM) y en 1946, al iniciar el período presidencial de Miguel Alemán Valdez, es refundado y adopta el nombre que tiene en la actualidad.


En 1984, tenía dos años bajo el período gubernamental de Miguel de la Madrid Hurtado, Manuel Bartlett era el secretario de Gobernación, que tenía entre otras, la Dirección Federal de Seguridad (DFS), que estaba bajo el cargo de José Zorrilla Pérez.

Manuel Buendía, originario de Zitácuaro, Michoacán, era considerado, en la década de los setenta y principios de los ochentas, como uno de los columnistas más “incómodos” para el sistema político mexicano por las investigaciones que realizaba sobre el narcotráfico, el cómo las redes del poder se componían con el crimen organizado, y cómo las complicidades, a través de las influencias políticas, actuaban dentro y fuera de los marcos legales. Además, bajo sus investigaciones se pudieron conocer las operaciones del Opus Dei y de los Tecos, así como las actividades de agentes norteamericanos de la CIA en México.


Manuel Buendía, fue profesor en la escuela de periodismo Carlos Septién García, con la materia de Redacción Periodística. También impartió las asignaturas de oficinas de prensa y redacción en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Pero su carrera periodística se remonta al año 1948, cuando tenía 22 años de edad, Buendía abandonó sus estudios en la Escuela de Derecho, y comenzó a trabajar en la revista la Nación (órgano oficial del Partido Acción Nacional-PAN)

En 1953, ya reporteaba para el rotativo La Prensa, cubriendo las fuentes como la policíaca, Gobernación y Relaciones Exteriores, hasta que llegó a la dirección de este diario en 1960, donde permaneció cerca de 4 años. Después dirigió el semanario Crucero, editado por el diario El Día, donde consolidó su columna de opinión e investigación.


A mediados de la década de los 60’s el periodista extendió su experiencia más allá de las grabadoras reporteriles, e inició su trabajo en diferentes organismos gubernamentales en el área de comunicación social, primero como asesor de prensa en la CFE, en 1971 se desempeñó como titular de la Dirección de Prensa y Relaciones Públicas, del entonces Departamento del Distrito Federal (DDF), en 1973 fue director de Prensa y de Relaciones Públicas en CONACYT, para 1974 fue asesor de prensa en la Nacional Financiera.


Buendía Téllez-Girón, comenzó a escribir su columna, Red Privada, en 1958, cuando laboraba para el periódico La Prensa y ésta se publicaba los domingos. 18 años más tarde, la columna ya se publicaba en El Día, El Universal, y Excélsior, así como en cerca de 60 diarios locales de las entidades federativas, pues era difundida por la Agencia Mexicana de Información.


A inicios de la década de los ochentas el periodista publicó una serie de libros: Red Privada (1981), La CIA en México (1983), La Ultraderecha en México (1984), Los Petroleros (1984), como principales títulos de una vasta colección de sus investigaciones periodísticas.


Pero, ¿qué paso ese 30 de mayo de 1984? En la Ciudad de México, por la noche, el periodista salió de su oficina dos horas antes de lo que habitualmente lo hacía. Se encaminó al estacionamiento donde había dejado su vehículo, y fue al cruzar las avenidas de Insurgentes y Reforma, cuando un sujeto le disparó, al menos cinco tiros, con una Browning nueve milímetros, para dejarlo sin vida. El hombre huyó de la escena del crimen, hasta unas cuadras adelante donde lo esperaban en una motocicleta.


Durante los cuatro años siguientes no se sabía nada de quién o quiénes había perpetrado el asesinato, después de este tiempo, y gracias al seguimiento de periodistas y familiares de Buendía, se logró conocer que el sujeto que disparó contra el periodista fue Rafael Moro Ávila, (nieto de Maximino Ávila Camacho), quien era agente de la Dirección Federal de Seguridad y quién también fue asesinado al poco tiempo de perpetrar el asesinato.

A pesar de que las autoridades encargadas de esclarecer el crimen intentaron ocultar las investigaciones, se logró saber que el autor material fue precisamente el director de la DFS, José Zorrilla Pérez, quien fue capturado, cinco años después, ya que había huido al extranjero. La detención de este funcionario se logró en el período gubernamental de Carlos Salinas de Gortari y recibió una sentencia de 35 años de prisión.


Pero como en muchos casos ocurridos en México, los crímenes no se perpetran por mandos medios, se sabe que éstos obedecen a los altos mandos. En ese momento Manuel Bartlett Díaz, era secretario de Gobernación y el general Juan Arévalo Gardoqui Secretario de la Defensa Nacional (SEDENA).


La captura del autor intelectual no fue fácil, ya que en ese momento, Zorrilla Pérez, quien era candidato por el PRI a una diputación en Hidalgo, intentó ocultarse bajo el fuero legislativo. Además, como titular de la DFS, obstaculizó las investigaciones y los indicios que se encontraban en esa dependencia. De hecho, después del crimen contra el comunicador, se disolvió la DFS dando paso a lo que se conocería como el CISEN.


La versión oficial señala que el móvil del crimen fue que Manuel Buendía tenía información que vinculaba a José Zorrilla con narcotraficantes, éste “planeó” el crimen, junto con Juventino Prado Hurtado, Raúl Pérez Armona y Sofía Nava Suárez. Entonces Rafael Moro Ávila fue señalado como el autor material.


Entre las evidencias, que se dieron a conocer, fueron algunas credenciales de la DFS, firmadas por Zorrilla Pérez que daban flexibilidad y movilidad a narcotraficantes como Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto”, Miguel Ángel Félix Gallardo y Rafael Caro Quintero.


Esto es solo una introducción sobre todo lo que este personaje de la vida pública mexicana puede mostrar, sin embargo más detalles se verán mostrados en el documental que la plataforma de Netflix pondrá en la pantalla el próximo 14 de Julio, creo que valdrá la pena… pero ¿usted qué opina?


Espero que con esta información te dé un panorama de lo que vamos a ver próximamente, mientras tanto vamos dejando a la expectativa el debate que se viene, ¿y sí platicamos?...

11 visualizaciones

Comments


Anuncios
Ponte en contacto

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page