Un homicidio que calienta

Sin un pelo de…

Por Sergio Villa Pérez

Cuando fue designado Eduardo Almaguer a la Fiscalía General del Estado consideré, en una humilde opinión, ya que no soy experto en temas de justicia, tan sólo reportero de la fuente por más de 20 años, que fue un error, lo fue desde su nombramiento como Secretario del Trabajo de Jalisco; siempre he considerado que Almaguer es un político, es hábil y tiene ambiciones, pero nunca ha sido un experto en leyes.

Desde el inicio de su administración Almaguer fue errático, poco claro en sus definiciones jurídicas para la implementación de políticas públicas en materia de justicia con decisiones que no favorecieron a los usuarios de la procuración de justicia y en ocasiones si a la delincuencia.

Pero ya como precandidato a la presidencia municipal de Guadalajara, parece que sus decisiones como actor principal también los tienen entrampado, lo que ya lo tiene contra la pared en materia jurídica que lo ha llevado a enfrentar más de 5 juicios ante el Tribunal Electoral del Estado de Jalisco.

Pero fue una decisión del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz y como error lo tuvo que pagar su administración, la carga de una mala decisión la sociedad se la cobró y cobrará en el futuro próximo a su partido, como lo es también el nombramiento de Raúl Sánchez Jiménez, quien asumió el cargo el 17 de julio del año pasado.

Su llegada fue inexplicable, ya que en la anterior administración estuvo dedicado a la mediación de los delitos, cuando muchos de los que ahí trabajan anunciaban que sería la Fiscal Central, Marisela Gómez Cobos, una real experta en derecho penal y en el conocimiento de la procuración de justicia, pero no fue así, las decisiones del gobernador son impredecibles.

Pero si Almaguer no contaba con la experiencia para enfrentar debidamente al crecimiento de la delincuencia, Sánchez Jiménez está peor, por ello es que ya se habla de la posibilidad de su reemplazo, más aún cuando aún sigue sin dar respuesta efectiva a los problemas de inseguridad que vive el estado y que han incubado un ambiente de impunidad que ha exacerbado a los delincuentes que han incrementado la incidencia de los delitos asta en un 400 por ciento en algunos de ellos.

El último de sus desaciertos ha sido la búsqueda de los desaparecidos; los italianos en Tecalitlán; los comerciantes de Autlán y los estudiantes de cine en Tonalá en donde no ha podido llevar a cabo una investigación que dé respuesta, encontrar a las víctimas y a los responsables y aun el mayor error propiciar que el gobernador cargue con el peso de la ineficiencia.

Ahora los homicidios de políticos se le suman a la ausencia de capacidad de investigación, la muerte del expresidente municipal de Jilotlán de los Dolores Juan Carlos Andrade Magaña, ayer domino viene a enrarecer más su caótica administración, ya que por la zona donde se llevó a cabo abre la hipótesis de la presencia de un grupo del crimen organizado.

PD: Sólo espero que ahora si el Jefe de Comunicación Social del Gobierno del Estado, tenga claridad de no meter a su jefe en declaraciones que lo expongan en un momento en que todo lo que haga será politizado.

17 vistas
Anuncios
Ponte en contacto

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados