Anuncios
Ponte en contacto

Y si Platicamos


Manchan el proceso electoral del domingo 1 de julio

Por Francisco Junco

Las olas se escuchaban rebotando en las piedras, el sol se estaba apenas instalando y ya no podía cerrar los ojos, y es que, era un día importante, un largo día. En muchos rincones de Cihuatlán el romper de las olas es como el despertador cotidiano de propios y extraños.

El amanecer de Lupita López, ese día era diferente, atrás quedaron los discursos, las caminatas, el tocar, puerta por puerta, para platicar con los ciudadanos de las propuestas concretas que ella tenía para lograr un cambio profundo y verdadero, atrás quedaron los saludos de mano en mano, las bendiciones que las señoras mayores le dan persignándola.

Como en muchos lugares del país, las casillas comenzaron abrir, después de las ocho de la mañana, algunas casi en punto, algunas otras más tarde, pero la mayoría de las casillas, este domingo primero de julio, abrieron con normalidad, y ¿cómo no? si los mexicanos íbamos a escoger a nuestro presidente, a diputados y senadores, y en algunas entidades gobernadores, alcaldes y diputados locales.

En Cihuatlán, como en el resto de los municipios de Jalisco, se votaría por todos esos cargos. Lupita López, como conocen a la aspirante a la alcaldía por el PRI, inició sus actividades más temprano que otros domingos, ese día se definía si ella quedaría como alcaldesa o los cihuatlanenses decidían continuar con el proyecto de quien llevaba tres años ya con las riendas del municipio.

En muchos lugares del país las elecciones se realizaron con tranquilidad, en paz e incluso con mucha participación de los mexicanos, puntuales a la cita y en orden. Ahí estaban emitiendo su derecho a elegir a sus próximas autoridades.

Sin embargo, una mancha en el proceso electoral se estaba gestando en Cihuatlán, al puro estilo del Viejo Sistema Político Mexicano. Lo que a primeras luces pareciera un fraude electoral para favorecer al candidato del PRD, Fernando Martínez Guerrero, quien es el presidente municipal con licencia para competir por su reelección y quien, por cierto, gobernaba con las siglas del Movimiento Ciudadano pero, como sus copartidarios no lo eligieron como candidato, tuvo que utilizar las siglas del partido del sol, claro, había que asegurar su permanencia en el poder.

Eran las 3 de la tarde, cuando Lupita López acudía a la casilla de la sección 320, para emitir su voto y cumplir como candidata y como ciudadana. Al final, en su casilla los votos no le favorecieron, con un margen de tres votos de diferencia. Ella recibió 295 sufragios, contra 298 que le daban el triunfo a su contrincante.

Parecía que ya desde esa hora, la maquinaria del sistema se puso a trabajar. Robo de urnas, votos de personas que estaban registradas como fallecidas, esto ocurría mientras en general la participación de los ciudadanos estaba en depositar su voto.

Pero lo que se estaba fraguando y operando, no podía quedar así, además de Lupita López, cuatro candidatos se sumaban a denunciar esta injusticia. Así el de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Roberto Pimienta Woo; el del Partido Verde Ecologista de México, Roberto Padilla Ponce; la candidata del PAN, Laura Celia Gómez Pulido y la candidata Independiente María Guadalupe Becerra Barragán, se unieron e impugnaron ante las autoridades electorales la jornada realizada en ese municipio.

El señalamiento contundente: fraude electoral del abanderado del PRD, y los elementos: urnas con cero votos, otras con resultados que no coinciden, el robo de dos urnas en los poblados de Peñitas y Truchas, el voto de personas que ya están muertas.

Algunos medios, como El Occidental, publicó al respecto, “si se suman los votos de los cuatro contendientes inconformes, la cifra de ciudadanos en desacuerdo con el resultado del proceso electoral, por las irregularidades documentadas, supera el 50 por ciento del padrón electoral del municipio”.

“Asimismo, se denunció el uso indiscriminado de vehículos y personal del Ayuntamiento de Cihuatlán durante la jornada electoral el pasado domingo, haciendo uso de ambulancias para el acarreo de votantes y de la fuerza pública en contra de simpatizantes de otros partidos distintos al gobierno en el poder, señalamientos que fueron documentados y presentados ya ante las autoridades competentes”, así lo publicó el diario tapatío.

Además, algo inusual, la sede del Instituto Electoral permanece custodiada por policías de este ayuntamiento, impidiendo el paso libre de ciudadanos y personal de los partidos políticos que compitieron en la elección.

“Pedimos a las autoridades correspondientes que revisen minuciosamente el proceso realizado en Cihuatlán, en una suma de voluntades en pro de una verdadera democracia, todos los partidos políticos y la candidata independiente que no resultamos favorecidos en la jornada electoral, nos unimos para hacer un llamado y pedir que se haga justicia con la sociedad, que no merece el resultado de un proceso amañado y realizado con irregularidades”, declaró Lupita López a los medios.

Esto es, quizá, uno de las más graves acciones fraguadas en estos tiempos, donde creíamos ya superado o al menos así parecía. Esas historias que cuentan los padres que se vivían, cuando el viejo sistema político mexicano era juez y parte de estos procesos, ellos contaban y calificaban la elección, a ellos se les podía caer el sistema, ellos operaban acciones cuando en algunos lugares la conciencia colectiva nos les favorecía. En fin, pareciera que lo que está viviendo Cihutlán era cosa del pasado, era cosas superada desde que muchas manos ciudadanas participan en el proceso.

Lo irónico de esta historia, que se está escribiendo en Chiuatlán, es que el fraude es contra el Partido Revolucionario Institucional. Fraguado en este caso por el candidato del PRD y alcalde con licencia del Movimiento Ciudadano.

Lo que sí está claro en Cihuatlán es que, el proceso electoral pasado, es un cochinero. Es el gran momento de las autoridades electorales (Tribunal Electoral del Estado de Jalisco) para que demuestren de manera objetiva, justa y con trasparencia, que en México se puede vivir una verdadera democracia. Estudiar cada una de las pruebas presentadas por los diferentes candidatos de ese municipio. Ellos tienen ahora, la oportunidad de demostrar que en México se pueden hacer las cosas diferentes, se pueden hacer bien. “Imaginémonos cosas chingonas”, como nos sugiere El Chicharito.

Y usted, qué opina, amigo lector?

Twitter @PacoJuncoN

fjunco@gmail.com

Nuestras redes sociales

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

© 2017, NotiVox, Derechos Reservados